Bundi

Bundi: recogedoras de estiercol en el lecho del lago.

Bundi: recogedoras de estiércol en el lecho del lago.

Costó tomar la decisión de abandonar Pushkar, un lugar muy tranquilo y acogedor, según los parámetros indios. Tomamos un bus a Ajmer, y de allí otro a Bundi. El trayecto fue duro debido a lo saturado del bus, la duración y el calor. Por supuesto estos vehículos no llevan aire acondicionado ni ventilador. Es uno de esos autobuses gubernamentales (así llaman aquí a los autocares públicos) que venimos tomando habitualmente, con tres asientos a un lado del pasillo, dos al otro, y un pasillo a reventar de gente. Vistas desde fuera, se ven, bajo cada ventanilla, salpicaduras en trayectoria diagonal provenientes de fluidos emanados por anteriores pasajeros.
Tratamos de viajar lo más temprano posible para evitar las horas más calurosas del día, pero a la llegada a Bundi, el sol ya nos recibía con cruel intensidad.
Siete horas después de salir de nuestra habitación en Pushkar, entrábamos en la de Bundi: una amplia habitación decorada con frescos, y con vistas al lago. En este caso el lago no estaba semiseco, sino seco.
Tanto en Pushkar como en Bundi, nos hemos alojado en casas de huéspedes (llamarles hoteles resulta excesivamente pretencioso), donde vive toda la familia y se puede ver cómo hacen vida. En Pushkar incluso comían en el suelo del patio de entrada y tenían las habitaciones, siempre abiertas, nada más entrar en la casa. Para ir a nuestra habitación, pasábamos por donde ellos comían, dormían y rezaban.

Bundi: paciendo en el lecho del lago seco.

Bundi: paciendo en el lecho del lago seco.

Patética escena digna de ver: En Bundi, cuando fuimos a entrar a la casa para alojarnos, había un mono en la escalera de acceso cerrándonos el paso, comiéndose las uvas que acababa de robar a otra huésped. Sabiendo lo traicionero que puede llegar a ser un mono, nos quedamos parados con las mochilas sin saber qué hacer, hasta que Romain dio la vuelta a la casa y encontró otra puerta de entrada.

El Palacio de Bundi, visto desde nuestra terracita.

El Palacio de Bundi, visto desde nuestra terracita.

La visita al palacio de Bundi ha sido uno de los momentos mas mágicos desde la llegada a India. Un palacio en la ladera de la montaña que conoció tiempos mejores y que ofrecía un aspecto desierto. Nos lo tomamos con mucha calma para ver el palacio, sus vistas y sus frescos. Supongo que el día que lo restauren ganará mucho, aunque tambien perderá parte de su decadente encanto.
El último dia en Bundi ha sido de relajación preventiva. Tras Pushkar y Bundi, no nos hacía falta relajarnos mucho, pero a la vista de lo que creemos que nos espera en Udaipur y Jodhpur, hemos decidido descansar sin estar cansados. Ya se sabe: más vale prevenir que curar.
Descanso en Bundi.

Descanso en Bundi.

Aprovechamos para acceder a la invitación de Yug, que nos preparó un té en su microtienda. Es un artista que hace retratos y miniaturas sobre papel o tela, con ideas con cierta originalidad. Esta loco por ir a Europa, aunque por lo que cuenta, tiene una visión algo distorsionada, como si aquello fuese El Dorado.
Para cerrar el día, artísticamente hablando, conocimos a Moise, un escritor de relatos cortos y poesia canadiense de origen indio, con el que estuvimnos cenando.

Por la noche fuimos en autocar nocturno, con literas, de Bundi a Udaipur (unas ocho horas y media). Mientras esperábamos, vimos pasar varios autocares con muy buen aspecto, hasta que llegó el nuestro, que era de lujo más discreto. Tan discreto era el lujo, que no se dejó ver en ningun momento. En el escaso espacio de una litera, debía caber también el equipaje: la mochila en la que cargo lo que en la actualidad es mi vida (desde el punto de vista exclusivamente material), y la bolsa de mano. El traqueteo del bus (entre fuerte y salvaje), hubo un momento en que se convirtió en una constante arrancada de caballo y parada de burro. Parábamos en cualquier sitio y subían los vendedores de té a despertarnos. No lo consiguieron, porque no habíamos logrado dormirnos.
Y, por supuesto, fuimos los únicos pasajeros del autocar que no eran indios. Tenemos muy desarrollada la cuestionable habilidad de aparecer, sin pretenderlo, al menos una vez al día, en algun lugar en que no hay apenas turistas (a veces, ninguno). Y es en esos momentos cuando me asalta el pensamiento “¿Qué hace un chico como yo en un sitio como este?”.
En este último caso, la respuesta es: llegar roto a Udaipur.

Salut.

Bundi: Gecko cambiandose el pijama.

Bundi: Gecko cambiándose el pijama.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

4 comentarios to “Bundi”

  1. MORERA OSCAR Says:

    Que pasa Diego, veo que todo sigue en su linea, muy bien la foto de Romain dale recuerdos de mi parte, tambien decirte que no apures mucho porque tenemos que ir a la patagonia y esta vez no hay escusas, empiezo a cogerle el gustillo a la mochila.

    Decirte que la peque se va a Nueva York diez dias con los abuelos.

    Creo que los hoteles a los que vas son de la misma linea que cuando estabamos alli, cuidate mucho y un abrazo a ti y a Romain

  2. noemi Says:

    Jo,Oscar siempre se adelanta!oye eso si son vacas y no lo que se ve por mi pueblo…dile al capitan que vaya treaduciendo su blog,no estara mal leerlo para contrastar .Te escribo cuando funcione mi ordenador “aunque no te lo creas “(…)no se meterme en mi correo desde este.Muchos besos y animo ¡vosotros podeis!

  3. patri Says:

    diegui!!
    estas cogiendo kilitos??

  4. Cinco meses, cinco paises, cinco grandes momentos « Desde Oniria Says:

    […] no dormir, aunque yo lo intente: – Tienda de campaña en Pai – Una cueva en el norte de Tailandia – Bus-litera entre Bundi y Jodhpur – Al raso en las dunas del Desierto del Thar – A 4960 m. de altura en el Campamento Base del Stok […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: