De Udaipur a Jodhpur

Udaipur

Llegamos bien temprano a Udaipur y nos ocurrió algo insólito en India. Para ir al hotel viajamos en un motocarro nuevo y limpio, incluso para parámetros occidentales.
bmerda1 En Udaipur nos encontramos con otro lago seco, y ya van tres. En este caso, del enorme lago, quedaba una pequeña porción con agua, con un mínimo de navegabilidad, para llegar a un lujoso hotel que, fuera de la temporada seca es realmente una isla.
El lugar más destacado de Udaipur es el palacio que domina la ciudad. Comparándolo con el de Bundi, este es mayor, está mejor conservado, es mucho mas turístico, y además se rodo una película de James Bond en él. Si bien adolece del “encanto de lo cutre” que sí posee Bundi. Aquí sí encontramos turistas occidentales, no como en lugares anteriores.
Salimos un poco a las afueras de la ciudad para hacer una excursión a caballo, eligiendo para ello uno de los días más calurosos de todo el viaje.
Antes de subir al caballo, lo primero que preguntaron era si alguno de nosotros era español, para a continuacion decir que “aquí nada de llevar los caballos como en España”. Debo confesar que, como yo no elegí la asignatura de hípica como optativa en el instituto, tampoco alteró demasiado mis esquemas anteriores, ya que, mi experiencia como jinete, no da para tener prejuicios en cuanto a estilos de doma. Básicamente, para que todo el mundo lo entienda, la diferencia es que aquí llevan las riendas más tirantes, y eso modifica la manera de girar.
Las otras tres personas que venían preferían los caballos más pequeños, porque decían tener cierto “respeto”. Así que a mí me tocó caballo grande, ande o no ande. Y andaba. Y trotaba. En cuanto veía que había demasiada distancia con el caballo anterior, se convertía en un brioso corcel al que había que frenar.
Como estuvimos varias horas a caballo, atravesamos varios pueblos, donde todos los niños nos saludaban sin parar, y nosotros de modo grácil y altanero devolvíamos los saludos cual monarca campechano. Nos dio tiempo a parar para visitar el lago de los Tigres (donde hace muchísimos años que no se ve ninguno), tomar un té, ver los rezos de las mujeres previos a una boda, cruzarnos con algunos monos, divisar antílopes y echarnos protección solar para no fenecer achicharrados.
bletania

La salida de Udaipur fue en motocarro hasta la parada de autocar, como casi siempre. El conductor del motocarro nos hizo saber que sus dotes de políglota se reducían a “Hola, hola, Coca-Cola. Mira, mira, Cachemira.”, para después de 100 a 200 metros cuesta abajo, encender el motor. Es un hábito extendido bajar las cuestas en punto muerto o simplemente con el motor apagado. Más tarde hizo una compleja maniobra en la que esquivó, de un solo volantazo, a una vaca, una colegiala y otro rickshaw que llevaban trayectorias diferentes y confluyentes con la nuestra. Nos dijo que estuviéramos tranquilos, que tenía carné y experiencia. Según contó, el gobierno le había dado el carnet tras cinco años de experiencia conduciendo.

Después llegamos al “bus turístico” que debía llevarnos de Udaipur a Jodhpur. Ese amplio autobús con pocas plazas, con asientos cómodos y amplios, y sin paradas intermedias.
FALSO.
Era igual que el bus nocturno que tomamos de Bundi a Udaipur, con asientos y literas, y cuyo límite de carga es desconocido, aunque tendente al infinito. Pudimos ver cinco adultos en el espacio de dos, y mucha gente en el pasillo sentada y de pie. Era tal la multitud, que hubo quien pasó apuros para llegar desde el pasillo hasta las ventanillas para vomitar.

Mientras tanto, las mujeres a bordo, impecablemente vestidas con sus coloridos saris en perfecto estado de conservación y limpieza, sus pulseras, tobilleras, anillos en los dedos de las manos y los pies, pendientes en orejas y nariz, uñas pintadas, y manos y brazos tatuados con henna.
Respecto a las paradas intermedias, intuimos que aquí se denomina “parada” cuando se para el motor, y se quedan un buen rato parados. Y de esas sólo hubo una parada técnica, tal como nos dijeron. En cambio, el viaje fue un continuo subir y bajar de pasajeros.

bjodhpurfinestra
Jodhpur

En Jodhpur, la ciudad azul, nos hemos alojado en una zona tranquila del centro, en un hotelito regentado por una familia musulmana. Prácticamente el último edificio a los pies del fuerte que domina la ciudad. El primer día quedamos a cenar con Miquel, al que conocimos en Pushkar. Nuestros caminos se han vuelto a separar, pero es probable que volvamos a coincidir dentro de un par de semanas. También coincidimos brevemente con Moise, el escritor que conocimos en Bundi.

bjohdpurfort

Y por supuesto hemos subido a visitar el Fuerte de Meherangarh. Hasta ahora el lugar mejor presentado desde el punto de vista turístico. El lugar merece la visita, y estaba muy concurrido, teniendo en cuenta que es temporada baja. Tratamos de ir a un ritmo ni demasiado lento, ni demasiado rápido para no coincidir con los dos grupos de ruidosos españoles que nos flanqueaban.
Muy cerca del fuerte, también visitamos Jaswant Thanda, un mausoleo en mármol al que llaman el Taj Mahal de Jodhpur, y que, aunque es muy bonito, no tiene nada que ver con el auténtico desde ningún punto de vista.

Salut.

bmeherangarh

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

7 comentarios to “De Udaipur a Jodhpur”

  1. juanjo Says:

    Hola Dieguito, tras la detenida lectura de tus “escritos” y el visionado de tus fotos, paso a relatarte algunas dudas que nos surgen:
    -Lo primero es una petición, deja de hacerte fotos de perfil, sentado, bucólico, frente a cualquier monumento o agrupación de piedras rotas o antiguas que se cruce en tu camino. Parecen fotos retocadas.
    -Explica, por favor, a través del medio telemático que prefieras, quien era el señor del gorro blanco y el tatuaje en el brazo, que ha generado controversia y discusión entre tus “bloggeros”.
    -¿Cuánto hace que no comes chocolate?
    -¿Por que los llamas indios, cuando sabes de sobra que se llaman HINDUSES?
    -Te informo que en fechas próximas, el mejor equipo del mundo visita nuestra ciudad para jugar un partido….LOS HARLEM GLOBBERTROTTERS.

    Tras estas cuestiones, te envio recuerdos de tus sobrinos apolíticos, de los que intentaré enviar fotos en próximas fechas, recordándote que leemos tus relatos con asidua frecuencia.

    SALUT i REP….

  2. Pau Says:

    Me adhiero a la moción de Juanjo:

    Déjate de fotos perfileras, que permiten intuir tu barriguita -aficionada, al lado de la mía-, y desmontan el mito que tenemos creado de las penalidades que estás pasando en tu viaje…

    Por otro lado, quería simplemente pedirte que, en el próximo post, nos desarrolles la idea de “monarca campechano”, en plan redacción de veinte líneas de 5º de EGB. Aquí en España no nos hacemos idea de qué es eso de un monarca campechano…

    ¿Que por qué no me callo?

    Vale…

    Salut,

    Pau.

  3. Pau Says:

    Perdón,

    y REP… también.

  4. MªJosé Says:

    Bueno, bueno, bueno…

    Podía imaginar lo de los autobuses, que si están llenos o más, que si sucios o peor, que si los alojamientos no son exactamente hoteles… pero que montarías a caballo más de 100 metros seguidos!

    Quiero una foto!!!

    Bessets

    MªJosé

  5. Luis Says:

    Xe!!!! digueu-lo, Salut i República….
    El juanjo menciona el chocolate, pues…. entonces no le menciono el cachap, eh Monle 🙂
    Bueno Diego, independientemente de los piropos que te sueltan, (ni cas xiquet) a mi lo que me resulta alarmante es que no sepas Karate u otra disciplina marcial, ¿por qué? pues por los dichosos monitos, joer con los primos primates 😀
    En fin, a pesar del tremendo palizón que te estas pegando me parece a mi que despiertas la envidía de más de uno que le gustaría hacer lo mismo que tu y no se atreve.
    El próximo Japón, unos colegas lo hicieron a principios de diciembre del año pasado y alucianaron.
    Suerte y esperamos nuevas buenas noticias.
    bon viatge!!

  6. María José Rodríguez Says:

    Pues a mí me gustan esas fotos de perfil.

    Digamos que es casi como el logotipo de

    viajediegoaquiestoymamádesdeoniria

  7. Cuestion postural « Desde Oniria Says:

    […] By didac2009 Tras la polemica (o cachondeito) generada en posts anteriores (ver comentarios de los lectores de los meses de abril y mayo), acerca de la postura adoptada y/o a adoptar por mi parte en las […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: