Los orígenes de Krishna

Operación tormenta del desierto

Desde Bikaner tomamos un tren nocturno “Superfast” hasta Agra. En sólo doce horas habíamos llegado. No es mucho teniendo en cuenta que ese tren llega hasta Calcuta en 33 horas. La salida de Bikaner en tren atravesando el desierto constituye una bucólica estampa digna de ver. En el desierto, lo que acontece de cuando en cuando, son las famosas tormentas del desierto. Entonces se levanta muchísima arena y el paisaje se difumina. Antes de que esto sucediera, en nuestro tren, llevamos las ventanas abiertas por el intenso calor. En cuanto, inevitablemente, llega la tormenta, hay pasajeros que cierran la ventana, y otros que la mantienen abierta. Esto tiene como lógica, molesta, estúpida y evitable consecuencia, que el vagón se llene de arena, incluida mi litera, que es de las altas y no está junto a ninguna ventana.

La arena, el mogollón de gente, los generosos picnics de los pasajeros indios, la mezcla de sonidos y olores, y la ausencia de occidentales han sido la tónica general del trayecto.

Llegamos muy temprano a Agra. Afortunadamente, no descansamos mal del todo en el tren. Inmediatamente salimos hacia Mathura, teniendo tiempo de divisar en la lejanía, otra vez, la inconfundible silueta del Taj Mahal.

Mathura y Vrindavan

Mathura es la ciudad donde nació Krishna. Una ciudad muy poco turística, por lo que hemos podido comprobar: es muy difícil hacerse entender en muchos lugares. Junto a su vecina Vrindavan, tiene un gran significado para los hindúes, principalmente por los abundantes lugares relacionados con la vida de Krishna.

Vrinvadan: Shri Ranganatha (Templo Rangaji)

Vrinvadan: Shri Ranganatha (Templo Rangaji)

Como Romain ha estado enfermo durante los dos días de estancia en Mathura, he ido moviéndome por mi cuenta casi todo el tiempo. He hecho una visita a Vrindavan, donde en una mañana me he hinchado a ver templos, muy diferentes entre sí y con estilos que abarcan de lo mas clásico a lo mas kitsch, pero siempre muy hindú. La ciudad estaba abarrotada de turistas indios, sin apenas ver occidentales. Si lo pensamos detenidamente, estamos aquí porque, hace unas cuatro semanas, durante un largo trayecto en tren, nos lo recomendo a Paula y a mí, una india que viajaba con nosotros.

Salut.

Vrindavan: Pagal Baba Mandir

Vrindavan: Pagal Baba Mandir

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: