Manali

Arquitectura y flora tipicas del Viejo Manali.

Arquitectura y flora tipicas del Viejo Manali.

Según las guías de viaje, el mayor interés de Manali es el de constituir un punto de conexión entre varios destinos, o bien la posibilidad de realizar actividades alrededor. El Nuevo Manali es una pequeña población india sin atractivo alguno. El Viejo Manali es el lugar para los mochileros. Últimamente veo algunos españoles. Supongo que es porque ya ha llegado el verano a Europa, y es la época de vacaciones para muchos. También es cierto que Manali es un paraíso para los amantes de la botánica mariana, un tipo de personajes de los que España es un importante productor y exportador.

Manali: trabajando el campo.

Manali: trabajando el campo.

Las calles del Viejo Manali.

Las calles del Viejo Manali.

Mi llegada a Manali se produjo en un estado de agotamiento físico y psicológico poco recomendable. El viaje desde Leh fue devastador, y además se acumulaba cierto cansancio de días anteriores. Creo que he perdido peso y me siento más débil que de costumbre. A esto hay que añadir que, gracias a los dos israelíes que conocimos durante el eterno viaje a Manali, encontramos un hotelito muy acogedor. El hotel está a 400 metros de la población por un camino de cabras, por el que uno se cruza con lagartos que se pasean alegremente entre el agreste cannabis, que crece libre en el acantilado junto al río. Lo único que se oye en cualquier parte del hotel es el caudaloso río de poder acrecentado por el deshielo, que mece mis sueños por las noches, y cuyo sonido me hace despertarme con la sensación de que mi vejiga va a reventar.

Todos estos componentes nos han hecho inclinarnos por tomar la decisión de parar varios días en Manali. He concentrado mis energías en recuperar fuerzas y peso, a base de homenajes gastronómicos: carne, pescado (¡qué truchas tiene este río, señora!), llegando a pedir postre en la cena en alguna ocasión, e incluso un día bebí una cerveza (un lujo por estos lares). La actividad deportiva, alrededor de una mesa con tablero o cartas, ha complementado la gastronómica. Y ahora me siento con fuerzas para ir a otro destino.

Pescador en Manali.

Pescador en Manali.

Aprovecho para dar las gracias a Eduardo, que me ha dejado su ordenador, gracias al cual no tengo faltas de mecanografía, al menos eso creo, en este post.

Salut.

Porteadoras

Anuncios

Etiquetas: , , ,

2 comentarios to “Manali”

  1. Pau Says:

    Oh, Dios Mío!

    Una “Ñ”!!!!!

    (Aquí tocaría emoticono con lagrimilla, pero no tengo el ordenador de Eduardo…)

    Salut,

    Pau.

    PS: Sí, es domingo, y aquí ando, ante el ordenador.

  2. Camino de los altares del hinduismo, pero de refilon « Desde Oniria Says:

    […] pecado en forma de gallinacea. En cuanto al alcohol, eso es otra historia. Mi ultima cerveza fue en Manali, y la anterior ni la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: