Llegada a Java

Yogyakarta: juego de niñas.

Yogyakarta: juego de niñas.

Llegada a Java


Después de dos semanas en Bali, considero que es momento de abandonar esta hermosa isla, ya que si no, podría acabar quedándome en ella eternamente. He decidido volar a Java, que es, junto a Sumatra y Borneo, una de las tres grandes islas de Indonesia. Hay que tener en cuenta que sólo una parte de Borneo pertenece a Indonesia. A Sumatra sé seguro que no iré. A Borneo no lo sé: decidiré según cómo se desarrolle el viaje. En Java cambia el huso horario (una hora menos que en Bali, y cinco más que en Valencia), y cambia la religión, que es mayoritariamente musulmana. Es habitual en Yogyakarta (Yoya, para los amigos) escuchar cómo las llamadas a la oración del muecín se solapan unas con otras. Java es una isla superpoblada y mucho menos turística que Bali. En realidad, cualquier parte de Indonesia es menos turística que Bali.

Volé muy tarde de Bali a Yakarta, al otro extremo de Java. Seis horas más tarde, a la mañana siguiente, tenía un vuelo para retroceder de Yakarta a Yogyakarta, mi destino final. El primer vuelo se retrasó unas dos horas, además de ser sometidos a un ejercicio de confusión por parte de la megafonía del aeropuerto, que se dedicó a marearnos cambiando de puerta de embarque. Este retraso hizo que tuviera que esperar menos tiempo del previsto tirado en el aeropuerto de Yakarta, y más en el de Bali. Cuando intentaba dormir, sin demasiado éxito, en el trayecto hacia Yakarta, atravesamos una zona de turbulencias que produjo una considerable sacudida en el avión y el consiguiente griterío generalizado del pasaje. Al cabo de unos segundos, el pasajero que iba sentado a mi lado me sonreía intentando decir “qué saltito tan gracioso”, pero su expresión facial traslucía la pregunta “¿tú también has manchado los calzoncillos?”

En Yakarta, el acceso a los mostradores de facturación estaba cerrado, así que cuando abrieron, a las cuatro de la madrugada, los que estábamos literalmente tirados en la puerta de la terminal, que no éramos pocos, accedimos al edificio. Era tan pronto que llegué, por primera vez en mi vida, el primero al mostrador de facturación. En realidad llegué el “anteprimero”, porque ni siquiera había llegado nadie detrás del mostrador para atenderme.

Ante la insistente llamada de Morfeo cuando esperaba ante la puerta de embarque, tomé la decision de ponerme el despertador: me dormí profundamente. No quería encontrarme en la situación de perder el vuelo por dormirme a pocos metros del avión, y preferí pasar la vergüenza de que todo el mundo me viera quitarme las legañas mientras apagaba la alarma.

Apenas 25 horas después de salir del hotel de Lovina, llegué al de Yogyakarta, aunque aún tardé cinco horas más en entrar a la habitación, que no estaba preparada cuando llegué. En Yogyakarta he seguido la mayoría de recomendaciones de Griselda y Samuel, en cuanto a visitas, restaurantes y hotel. Unas las he seguido para no pensar, y otras porque ya tenía una idea similar, y no me han fallado en ninguna.

Taxi en Yogyakarta

Taxi en Yogyakarta

Borobudur y Prambanan

El principal motivo por el que me interesaba venir a Java, por el que vale la pena desplazarse hasta aquí, y que era una visita que quería realizar desde hace años, es Borobudur. La culpa es de los reportajes de La 2 que yo veía en aquella época. Confieso que yo soy ese puntito de los índices de audiencia que veía “los documentales de La 2”. Para rematar y agravar la confesión, diré que a veces los veía despierto, e incluso entendiéndolos, como por ejemplo, cuando hablaron de Borobudur.

Borobudur: Vuelven los clasicos.

Borobudur: Vuelven los clásicos.

Borobudur es un milenario templo budista que ocupa una colina. Se dice que es el mayor del mundo: su planta es un cuadrado de más de cien metros de lado. Sus paredes albergan casi tres kilómetros de bajorrelieves que narran escenas de la vida de Buda. También hay una espléndida colección de estatuas de Buda y otra de estupas en su parte superior.

Borobudur: He creado un estilo.

Borobudur: He creado un estilo.

Aprovecho para criticar la manía que tienen por estas tierras de llevar a los turistas a los monumentos al amanecer o al atardecer. Yo he ido al amanecer y en este caso no vale la pena. No hay mejores vistas que el resto del día.

Borobudur: Buda vigilando el volcan.

Borobudur: Buda vigilando el volcán.

Algo curioso (y que no tiene nada que ver con el templo), fueron unos niños que me hicieron una entrevista. Esto ya me ha sucedido varias veces en Tailandia. Se acerca un grupo de niños a los que su profesor de inglés les ha pedido una entrevista con un turista para practicar el idioma. Ellos van con grabadora en mano (cámara de vídeo en Tailandia), y hacen unas peguntas sencillas. Y luego, una foto con el turista.

Con los entrevistadores en Borobudur.

Con los entrevistadores en Borobudur.

Otra visita cercana a Yogyakarta son los templos de Prambanan, en este caso hinduistas. Estos templos han sido reducidos a piedras viejunas en diversas ocasiones, la última de ellas por el terremoto de 2006. Actualmente están en reconstrucción. En una gran proporción recuerda al partenón de Atenas: “todo roto y tirado por el suelo”.

Salut.

Templos de Prambanan

Templos de Prambanan

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

5 comentarios to “Llegada a Java”

  1. Dr.J Says:

    Xon, no, Diego no ha vuelto a JAVeA, y no, las fotos no son de los molinos.
    Guarda la máquina de cortar el pelo para más adelante.

  2. Salvador Says:

    Diego, esas gafas te hacen parecer un tipo realmente duro.

  3. Pau Says:

    Dudas existenciales:

    No has contestado a la pregunta del compañero de asiento, y algunos -los más soeces, imagino- seguimos intrigados: ¿quedaron huellas de derrape en tu slip?

    Además de ver los documentales de La 2, ¿te gustaban Famino y Cansado y leías a Kierkegaard? Intelectuaaaaaaal…

    Sé que tratas de fomentar tu imagen ascética, pero merecemos alguna explicación… (ampliaré datos cuando me llames “cabrón” en correo privado; date prisa, que dentro de nada te quedas sin lectores hasta septiembre…)

    Salut

  4. Alejandro Says:

    Di que no diego, que los que no tenemos vacaciones seguimos tus andanzas.

  5. noemi Says:

    La ultima foto es flipante,aunque creo que no deberia haber leido lo de las turbulencias.Oye ,Alejandro es Alejandro?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: