Volando de isla en isla

Desde Maumere tomé un vuelo con Merpati, una compañía indonesia de esas de las que se suele dudar que sean de garantías. El vuelo debía llevarme en poco más de dos horas de Flores a Bali. Pensé que para tardar tanto debería ser un avión de hélices, pero no fue así. El motivo de la tardanza fue que desde Flores nos dirigimos hacia el sur, atravesando el mar de Sawu, hasta el aeropuerto de Tambulaka, en la isla de Sumba, para hacer una breve escala. Nos tocó escuchar (más bien ignorar) por dos veces las instruciones de seguridad, la bienvenida a bordo… También desayunamos dos veces. En ambas ocasiones una ración tan insípida como escasa. Por megafonía tuvieron la delicadeza de disculparse ante los pasajeros musulmanes por servir comida de día durante el ramadán.

En Bali busqué alojarme cerca del aeropuerto. Es la tercera vez que llego a Bali en este viaje y aún no he osado ir a Kuta, pese a que ahora era una ocasión excepcional. En lugar del norte, elegí el sur, y me quedé en Jimbaran. Quizá a la próxima me atreva.

Jimbaran es una franja de playa con hoteles caros desde el punto de vista mochilero. Los hoteles de Nusa Dua se considerarían estratosféricos desde ese punto de vista. Jimbaran está lleno de restaurantes clónicos. Todos sirven buen pescado a un precio excesivo, y todos tienen mesas sobre la arena de la playa con vistas a un escenario donde se representan las típicas danzas balinesas. Como los restaurantes se alinean uno tras otro, la música de uno se solapa con la del siguiente, y el espectáculo queda algo deslucido desde el punto de vista auditivo, que no visual.

Mi extensión del visado indonesio estaba a punto de caducar, así que es el momento de salir del país. Un mes y medio en Indonesia, al ritmo que viajo últimamente, apenas me luce. Pero decidí desistir de enfrentarme nuevamente a los trámites de renovación de visado. El destino elegido ha sido Singapur, de regreso al hemisferio norte, pero aún en latitudes tropicales. Un buen destino para volver a experimentar con las fuerzas de Coriolis y conectar con cualquier punto del mundo.

Salut.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Una respuesta to “Volando de isla en isla”

  1. Alejandro Says:

    Joer, como pasa el tiempo, a mi se me ha hecho super corta tu estancia por indonesia, y mirando mas atras se me hace corto que lleves 8 MESES de viaje.

    Espero que la respuesta sea NO, pero, ¿despues de 8 meses no te cansas de hoteles (por decir algo) viajes y demas?

    Menudo aguante.

    Dicho esto y por puro egoismo, espero que sigas vijando y dandonos vidilla con tus anecdotas.

    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: