Chiang Mai

En Sukhothai he alquilado una bicicleta para ver las ruinas de la ciudad antigua que hay en varios conjuntos dispersos. En alguno de ellos no me he encontrado con nadie. Circular por la izquierda me resultaba algo complicado, aunque afortunadamente había poco tráfico.

De lo que este buen hombre pesque, yo no comere.

De lo que este buen hombre pesque, yo no comere.

Visitando las ruinas me encontré con una pareja que viene de Logroño, que ya vi en Bangkok. Hablamos unos 10 minutos, y hasta ahora, ha sido la última vez que he hablado español.

Y después, bus a Chiang Mai. Aquí nos separamos de Will, y sigo pasando bastante tiempo con Eric y Antoine, los dos franceses con los que coincidí en Sukhothai.

 

Chiang Mai es buena base para moverse por el norte de Tailandia, y una ciudad que engancha más que las anteriores. He conseguido perder la noción del tiempo, y no saber a qué hora me acuesto, ni a qué hora me levanto. Incluso un día estuvimos debatiendo si estábamos a miércoles o a viernes, sin llegar a una conclusión definitiva. Debo confesar que es una situación que me resulta agradable.

Aquí en Chiang Mai hay tiempo de pasear, ver mercados, hacerse masajes, preparar excursiones… Incluso Eric ha conseguido convencerme para que hicieramos una excursión en scooter para vencer mi pánico a las motos.

Pero, la verdadera actividad de riesgo, ha sido la de entrar a una peluquería, donde todo estaba escrito en tailandés (ni siquiera tienen el mismo alfabeto, con lo que aquí, si no escriben en inglés, soy analfabeto total). Pregunto si hablan inglés y me dicen que no. Pues no pasa nada: me he dejado cortar el pelo. Como no se iba a enterar si le decía que más corto por aquí, más largo por allá… le he dejado hacer. Aviso desde este momento, que tardaré en enviar fotos mías sin gorra.

 

 

Experiencia religiosa

 

Paseando en solitario y sin rumbo fijo por Chiang Mai, voy viendo algunos de los templos que me llaman la atención. Desde uno de ellos me llama un monje budista, envuelto en su túnica naranja, sentado con las piernas cruzadas como buen budista, y me invita a entrar. Educado como soy, me descalzo y entro. Me dice que me siente frente a él, y yo me arrodillo allí. Me explica algo sobre el antiquísimo buda que tienen en el altar, y me pide que sujete un hilo que viene del mismo altar con ambas manos y junte las palmas. El hilo lo sujeta él en el otro extremo con una bobina en forma de maraca de 3 cabezas. Me dice que repita con él una letanía. Sigo obedeciendo y voy repitiendo ni se sabe qué.

Paréntesis mental: A estas alturas yo ya iba pensando para mis adentros que me encontraba inmerso por enésima vez en una de esas situaciones de “¿qué hace un chico como yo en un sitio como este?”

Prosigue el monje con su letanía echándome agua bendita, lo cual se agradecía con la que estaba cayendo. Me dice que pida un deseo, y me asegura que se me cumple. Y que me voy a casar, tener hijos, trabajar en una gran empresa, ser rico y que parezco bastante más joven de lo que soy. Para rematar abre una cajita para que deje un donativo. Seguro que si hubiese empezado por ahí, no hubiese podido incluir este párrafo en el blog.

De todo esto saco una mandarina y una pulserita que ahora luzco orgulloso, ambas a juego con la túnica del monje. Además se deja hacer una foto (qué menos), y sobre todo, obtengo una auténtica experiencia religiosa.

 

Experto religioso

Experto religioso

  

Trekking desde Chiang Mai

 

Antoine y yo decidimos contratar 3 días/2 noches de trekking un poco más duro que la mayoría de los que se ofrecen. Empezamos 10 personas en el grupo en el que aparece, por sorpresa, gente que ya conocíamos (franceses, por supuesto). Empezamos con un paseo a lomos de elefante. No es nada extraordinario, pero ya que esta uno aquí, lo prueba. Cada cierto tiempo el elefante levanta la trompa para que le demos plátanos. Había una cría siguiendo al grupo que también pedía. Es curiosa la sensación de tener a un “elefantito” dándote golpecitos en la pierna con la trompa para pedir comida: bastante distinto a acariciar un peluche.

 

Eso es que tiene hambre

Eso es que tiene hambre

 

Por la tarde empezamos una caminata que se hizo bastante dura, especialmente por el calor y las cuestas. El baño en el río bien fresquito junto a una cascada fue un alivio. Acabamos el día durmiendo en un poblado de la tribu Karen. Dormimos los 8 que quedábamos en el suelo en una habitación elevada como un palafito muy bien ventilada, gracias a las paredes y suelo de tablones con rendijas y a que no había puerta. Apenas conseguimos pegar ojo nadie. La ducha exterior y el váter un tigre, que, el simple hecho de mirarlo, tenía un enorme poder astringente.

Al día siguiente, tras desayunar sopa de arroz, nos separamos del grupo principal. Antoine y yo habíamos elegido la opción “dura”, así que vamos por separado. Asusta el ver que te dan 2 botellas de agua de 950 ml. para pasar el día. Nos dan también el picnic envuelto en hojas cerradas con un lacito con ramitas finas. Cuando hacemos la parada para comer, el guía nos corta unos trozos de bambú alli mismo, que hacen de palillos para comernos los tallarines del picnic.

la siesta.

Exportando avanzados conocimientos a la jungla: la siesta.

Durante el paseo por la jungla llaman la atención las enormes lianas que cuelgan de los árboles, y van de árbol a árbol. Tambien los termiteros. En algún caso casi tan altos como una persona. Y árboles con la corteza envuelta por tierra por las termitas que viven en él. También vimos unos ratones que el guía intentó matar con un tirachinas para hacerlos a la barbacoa. Hubo suerte, para los ratones y para nosotros: falló.

Este segundo día, como la jungla era más cerrada, el sol apenas llegaba al suelo, con lo que, pese a haber andado mas que el día anterior, no se hizo pesado. Dormimos en un conjunto de 5 cabañas junto a una cascada. Como el día anterior, nada de luz eléctrica, pero muchísima agua corriente: la de la cascada, que fue nuestra merecida y necesaria ducha.

 

Pillado en la ducha

Pillado en la ducha

Enseñanza del día: Si escuchar agua fluir acrecienta el deseo de micción, dormir escuchando una cascada lo acrecienta mucho más.

Para acabar, el tercer día más pateo y refrescante rafting sobre balsas de bambú. Como lo de ir en elefante: una turistada que divierte un rato.

Salut.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

10 comentarios to “Chiang Mai”

  1. Xon Says:

    Aunque en el fondo me encantaría hacer lo que estás haciendo, sé que nunca me atreveré, conque sigue enviando, que este sucedáneo me va muy bien. ¡Con lo tiquis que eres para las comidas!

  2. Xon Says:

    En la peluquería ¿peor que yo?

  3. juanjo Says:

    ¡¡Memorable!! Has tenido una experiencia religiosa como Enrique Iglesias. Has sido BAUTIZADO. El monje budista no tiene precio, y la pregunta es ¿TE RESPETÓ?. Tiene cara de cachondo mental, yo sinceramente creo que te tomó el pelo, el poco que te queda en la cabeza.
    Creo que estás tomando el camino equivocado, si sigues por ahí acabarás convirtiendote en SABU O EN MOWGLI (vas en elefante, duermes sobre hojas, …)
    Te veo bastante contento, y la cantidad de experiencias que estás pasando van a dar mucho juego en donde tú ya sabes.
    Por cierto, adivina que persona se va a vestir de fallero en la ofrenda, solo te daré una pista, porque no puedo decirte el nombre: JOR-GE.

  4. Pau Says:

    Diego:

    Varios comentarios jurídico-amistosos:

    1.- Memorable el episodio aeropuertil… No cal dir res, no?

    2.- No me vengas con la tontería de que no hay eñe… para qué tenemos la ny? Es que te imagino celebrando el Nuevo Culo Chino… y eso, que me lo llego a imaginar.

    3.- Piensa que debes volver: no rompas con las raíces que has dejado aquí.

    El comentario de Xon revela cierto recelo respecto al peluquero… y lo que no resulta de recibo es que tengas el móvil apagado cuando te llama el amigo de Chemary y que al primer charly naranja que te llama A COBRO REVERTIDO le cojas el teléfono.

    4.- Imagino que ya estarás igualado, como el burro trasquilado. En cualquier caso, PROCEDE INMEDIATO CUELGUE DE FOTO SIN GORRA (Te hablé alguna vez de mi faceta cool-hunter??? A ver si traemos algo nuevo para occidente, y te forras con los autores… porque los banners del blog, del momento ná de ná; será cuestión de hablar con Justo Molinero)

    Ale, a padecer, jodío

    PD: VCF -el equipo de las buenas personas- perdió en casa de Osasuna. Levante, a un punto del ascenso tras ganar al Murcia y Massamagrell, líder destacado al golear en casa al Almenara (5-1; goles de José Javier, Alcover, Borja, Sebas y Guti) De nada.
    PD y II: Por si quieres censurar: caca culo pedo pis

  5. familia Morera Fernandez Says:

    hola didac ¿ya has aprendido a pedir tarta de chocolate ?es que el otro dia nos comimos una que estaba…oye al final vas a conseguir que entre en la era moderna,me parece mentira estar tecleandote…por fa no censures los demas comentarios me lo paso pipa ,de hecho creo que este “anyo”ire a ver la ofrenda.sigue disfrutando por todos vale.muchos besitos.

  6. begoña Says:

    hola dieguete!!!! has conseguido que abandone mi poco rato libre a la lectura de libros. me lo estoy pasando” cañon “, mi imaginación me permite sentirme en tu mochila, aunque a veces la despierto pues tienes un par…

    gracias por tenernos como acompañantes de tu aventura

  7. Doni From Brazil Says:

    Wow!! really wonderfull and totally different from our reality, congratulations Diego, my dear friend, traveling around the world makes your life more enjoyable and unforgetable…

    Qualquer dia bato na sua porta para irmos viajar juntos, eu so preciso acertar na loteria rsss…

    Send more pics ASAP.

    Doni

  8. Alexfer Says:

    Hola Diego, espero que vayas guardando todas las monedas que encuentres, jajajaja. Pasatelo bien te lo mereces

  9. javier Says:

    Diego, si compras el ” plus para el salon ” , en canal viajar, puedes ver aventurillas arriesgadas, sin tanta sed ni jambre.
    un abrazote ( el vampiro de la noche)
    javier

  10. Cinco meses, cinco paises, cinco grandes momentos « Desde Oniria Says:

    […] experiencias animales: – Paseo a lomos de un elefante – Templo de los Tigres – Dos dias a camello por el Desierto del Thar – Templo de las Ratas – Correr […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: